Dirección

VAMOS POR MÁS

Lucas 5, 1-11

Estaba Jesús en cierta ocasión a orillas del lago de Genesaret, y de repente se juntó un gentío para oír la palabra de Dios. Vio entonces dos barcas a la orilla del lago; los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes. Subió a una de las barcas, que era de Simón, y le pidió que la separara un poco de tierra. Se sentó y enseñaba a la gente desde la barca. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: «Rema hacia dentro del lago y echen las redes para pescar». Simón respondió: «Maestro, estuvimos toda la noche intentando pescar, sin conseguir nada; pero, sólo porque tú lo dices, echaré las redes». Lo hicieron y capturaron una gran cantidad de peces. Como las redes se rompían, hicieron señas a sus compañeros de la otra barca para que vinieran a ayudarlos. Vinieron y llenaron tanto las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se postró a los pies de Jesús diciendo: «Apártate de mí, Señor, que soy un pecador». Pues tanto Pedro como los que estaban con él quedaron asombrados por la cantidad de peces que habían pescado; e igualmente Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Entonces Jesús dijo a Simón: «No temas, desde ahora serás pescador de hombres». Y después de arrimar las barcas a tierra, dejaron todo y lo siguieron.

 

Nuestro lema 2019 es VAMOS POR MÁS. Este lema se acompaña por  una barcaza con el Sagrado Corazón como velamen central. Somos corazonistas por legado de los Hermanos de Sagrado Corazón, quienes fundaron del colegio en el año 1965. Este logo y lema 2019 están basados en Lc 5 1,11. Este evangelio nos presenta la escena de la pesca milagrosa. Jesús, se halla a la orilla de un lago, después de predicar, le dice a Pedro: rema mar adentro y echa redes para pescar. Pedro, experto pescador, conocedor del lugar y hora más oportuno para ello, sabía que se pesca de noche, porque las aguas están tranquilas y los peces dormidos. Es más, la noche anterior, había tratado de pescar con mucho esfuerzo ¡y no había cogido nada! Ahora, llega este Jesús, que sin conocer el arte y los gajes del oficio, le dice así, tranquilamente, que eche las redes para pescar…

Ante esta situación, podemos considerar dos posibles respuestas de Pedro: le pudo haber chispeado los dedos y mandado con un ademán a otra parte, o, diplomáticamente decirle “no están las condiciones apropiadas, gracias”. Si consideramos humanamente estas posibles respuestas de Pedro, podríamos deducir que tenía toda la razón. Sin embargo, expresó “pero, en tu nombre echaré las redes”. Tomó su decisión, todos tenemos esa opción desde la creación. Y, ya sabemos lo que pasó después.

En realidad, lo verdaderamente importante de este evangelio es que Pedro creyó en Jesús. Cuando todo era ilógico, adverso y contradictorio para la razón, tuvo fe en el consejo de este tal Jesús, uno de los numerosos predicadores existentes. La pesca sobreabundante y las redes repletas fueron sólo una consecuencia.

Como colegio corazonista, desde nuestra fundación siempre hemos promovido que nuestra comunidad escolar debe actuar desde la FE en el Sagrado Corazón. Sólo, cuando tenemos una FE que impregna esencialmente nuestro corazón, y por ello, doblamos nuestras rodillas mentales y físicas, obtendremos nuestro milagro. Podremos orar con convencimiento al Señor y a los Santos, llorar desconsoladamente, pero no hay caso, sin FE, no hay milagro.

Hoy, nuestra FE es fuertemente cuestionada, con sólidas razones. Pero, donde esta esperanza es cuestionada, ahí debemos ir, debemos estar. Debemos ser sólidos en la FE, seguir luchando contra toda adversidad por la mejor formación espiritual, personal y académica de los y las estudiantes.

Entonces, el desafío 2019 es que nosotros, corazonistas del Colegio Instituto Presidente Errázuriz, así como Pedro, rememos mar adentro y echemos redes. VAMOS POR MÁS.

 

 

Profesor Eduardo Rojas González
DIRECTOR